footer

Lo mejor que podíamos hacer, dadas las circunstancias, era una revolución

Categorías

Cifuentes y su master | politocracia.es
21605
single,single-post,postid-21605,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.1,side_area_slide_with_content,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

Cifuentes, Presidenta

Llamada de Cristina Cifuentes al Rector

Este diálogo es un ejercicio de ficción especulativa. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia (o no)

Cifuentes: Vas a salir ahora mismo en rueda de prensa a decir que ha sido un fallo informático, como lo de Ana Rosa.

EL RECTOR: Si me permite, señora Presidenta, mejor será que hablemos de fallo administrativo. Que la culpa recaiga sobre el funcionariado, como a ustedes les gusta.

Cifuentes: Lo que sea. Pero como no salgas ahí a los leones ahora mismito, te retiro la subvención y la Universidad se hunde en cerocoma , contigo dentro. Que sin subvenciones no valéis ni para darle el honoris causa a Vargas Llosa.

EL RECTOR: Hombre, señora Presidenta, que tuvimos aquí colocada a su hermana de usted. De profesora visitante, ya sabe.

Cifuentes: Esa reforma la tenemos arreglada con Ciudadanos, me trae sin cuidado.

EL RECTOR: ¿Ciudadanos le trae sin cuidado? Pues para mí que… pero vaya, que yo en política no me meto.

Cifuentes: Yo tampoco. Pero a lo que vamos: en cuanto termine la rueda de prensa me vais averiguando quién es la profesora esa que se ha ido de la lengua, y por qué.

EL RECTOR: Lo que usted diga, señora Presidenta.

Cifuentes: Este escándalo ahora es mucha casualidad, para mí que me la están jugando los míos. Me están haciendo un Monago, los muy cerdos.

EL RECTOR: No sabría decirle.

Cifuentes: Y me vais buscando un TFM que dé el pego. Es lo primero que me van a pedir, que si hice el máster dónde está el puñetero TFM.

EL RECTOR: Eso la Universidad se lo afina, señora Presidenta, no se preocupe.

Cifuentes: ¡Que no me preocupe! O sea, el profesor de la asignatura falsificada colocado en el ayuntamiento de Pozuelo, el director del máster alto cargo con Mariano, mi hermana chupando del bote en la Universidad de los plagios… ¡y dices que no me preocupe!

EL RECTOR: Vamos a ver, señora Presidenta, con todo el respeto que usted merece, yo se lo digo porque ahí tenemos al señor Presidente contra viento y marea, sobreviviendo a un escándalo tras otro. Inamovible cual leviatán, si me permite el adorno literario, y gracias a Ciudadanos, que son de mucho ladrar y de morder escaso. Esto en unos días se pasa, le dan ustedes un meneo a lo de Cataluña, o a la cadena perpetua, y listo.

Cifuentes: Permanente revisable, querido.

EL RECTOR: Lo que usted diga, señora Presidenta.

Por Agustín L. de la Cruz

No Comments

Post a Comment

*