footer

Lo mejor que podíamos hacer, dadas las circunstancias, era una revolución

Categorías

Debate sobre el Estado de la Nación (round1) - ...::Politocracia::...
557
single,single-post,postid-557,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.1,side_area_slide_with_content,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

Debate sobre el Estado de la Nación (round1)

Una vez más asistimos al teatrillo con el que los Parlamentarios justifican su sueldo, aunque su sueldo bien vale más debate, más control y más asiduidad. Pero bueno no nos pongamos exquisitos porque no acabaríamos nunca.

El último debate de la legislatura voy a resumirlo desde el fondo y no desde las formas, que han dejado mucho que desear por el nivel de los oradores y porque terminado el cara a cara Pp/PSOE las bancadas se vaciaron, era la hora de las cañas para sus señorías. Por eso voy a señalar dos puntos a tener en cuenta y que me han quedado claros en el día de hoy

1º: El partido Popular consume droga dura, sólo así se entiende el retrato alterado de país que han hecho. Que desde el partido del Gobierno se ignore, a sabiendas claro, la situación real del país, resulta insultante y mezquino así que soy tibio si tan sólo les atribuyo el consumo de estupefacientes.

2º: No hemos visto la alternativa. Hasta ahora, después de una gestión de tal desgaste (véase las políticas de recortes y los escandalosos casos de corrupción) como la que ha sufrido el Partido Popular, no sería tarea difícil acreditarse como el partido del cambio desde las filas socialistas. Bueno esto quizás era cuando el partido socialista era socialista.

Si algo me queda claro es que en el debate Parlamentario de hoy no he visto alternativa “honrada” a la derecha del Partido popular, como tampoco he visto representada alternativa de “izquierdas” con políticas sociales más solventes que las que ofrece el Partido Socialista.  Aunque para ser justo diré que el atisbo de renovación de Izquierda Unida y los Verdes con Garzón al mando me da esperanzas.

Editorial: Francisco Blanco

 

No Comments

Post a Comment

*