footer

Lo mejor que podíamos hacer, dadas las circunsatancias, era una revolución

...::Politocracia::... | Las claves del Tratado del CETA
El Tratado del CETA, a favor o en contra
2073
single,single-post,postid-2073,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.1,side_area_slide_with_content,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive
 

El CETA

El CETA

Por Francisco Blanco.

@franjoblanco

¿Qué es el CETA?

El Comprehensive Economic and Trade Agreement (CETA) es un Tratado internacional entre Canadá y la UE que pretende favorecer el libre comercio a través de la eliminación de tasas aduaneras y la unificación de estándares reguladores, con el fin de facilitar los intercambios económicos entre las potencias firmantes. La Comisión Europea asegura que la firma del acuerdo supondrá un aumento de las exportaciones de la UE en 12.000 millones de euros y 8000 millones en el caso Canadá.

¿Si el tratado es la leche por qué tiene tantos detractores?

Para gustos, estudios. Como el que presenta el Consejo de los Canadienses, que sostiene que el acuerdo supondrá una caída del PIB en ambas partes de Atlántico y la pérdida de miles de puestos de trabajo.

A esto hay que sumar el secretismo y la falta de transparencia con la que se han llevado a cabo las negociaciones, hecho que ha sido denunciado en numerosas ocasiones por algunos grupos parlamentarios y ONG´s

Pero el punto más controvertido es el referente a los tribunales de arbitraje, el Sistema de Tribunal de Inversores o ISC. Esta medida permite dirimir las controversias entre Estados y empresas a través de tribunales privados, sin pasar por los tribunales ordinarios de cada país. Y no sólo eso, las empresas podrán denunciar a los Estados si consideran que sus políticas sobre ciertos sectores perjudican sus intereses. Según  el Observatorio Corporativo Europeo (CEO) en torno a 46.000 filiales estadounidenses ubicadas en Canadá podrían demandar a la UE con este sistema.

Un ejemplo gráfico son las empresas de fracking, una práctica legal en Canadá y con numerosas limitaciones legislativas en España. ¿Podría ser el estado Español demandado por estas empresas por considerar que su legislación es lesiva con sus intereses? Sí. En otro término queda cual sería el veredicto del tribunal, que como repito, sería elegido mediante el Sistema de Tribunales de Inversores.

¿En qué punto está ahora el CETA?

El pasado 17 de Enero fue aprobado por el Parlamento Europeo el documento final, pero para que el Tratado tenga efectos en su totalidad tiene que ser ratificado  por los 28 Estados miembros. Y aquí viene la controversia, el PSOE ha modificado su postura sobre el CETA y afirma que se abstendrá en la votación, a pesar de haber votado a favor del Tratado en el Parlamento Europeo.

“El PSOE vota a favor del CETA, del que está totalmente en contra, por eso se va a abstener” (TremendingTopic)

Hace unos días un amigo se preguntaba por qué Pedro Sánchez habrá cambiado de opinión, si “Canadá es el país más socialdemócrata de toda América… con un estado de bienestar que ya quisiéramos”

Pero el CETA no es Canadá, y reducir el Tratado al sujeto firmante y sus garantías sociales no deja de ser un error. El CETA es lo que es, un tratado económico impulsado por las grandes multinacionales a uno y otro lado del Atlántico para competir con las economías asiáticas.

Más allá de cifras e informes, nos encontramos ante la eterna dicotomía entre  poder económico, emanado del capital y  poder político, emanado de las Instituciones democráticas (en el caso de Canadá y la UE); y hasta qué punto cada uno de los sujetos firmantes debe velar por  los intereses de sus ciudadanos frente a los intereses de cualquier organización o empresa privada. Y esto, hasta que alguien invente otro método, sólo se consigue garantizando la soberanía de los Estados frente a los poderes económicos. Precisamente el punto de fricción del CETA.

No Comments

Post a Comment

*