El papel de la mujer en la historia del arte: Conversaciones internas a lo "Patria" - Politocracia
21655
single,single-post,postid-21655,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

El papel de la mujer en la historia del arte: Conversaciones internas a lo “Patria”

El papel de la mujer en la historia del arte: Conversaciones internas a lo “Patria”

Ahí está la pobre, una tarde más de biblioteca. Y mira que es difícil encontrar sitio estos días. Los de al lado no callan, me están poniendo negra. Pero venga, tú a lo tuyo, que luego nos quejamos de que nos pilla el toro.

Y fin. Termina la lectura del manual de Historia del Arte en la Edad Media de Occidente y, como tantas veces le ha pasado con otras asignaturas, no ha leído ni un solo nombre de mujer. Ni uno ¿Será que no ha habido mujeres pintoras, escultoras o arquitectas a lo largo de la Historia? Repaso mental: Miguel Ángel, Picasso, Dalí, Monet, Manet, Renoir, Lautrec, Rubens, Goya, Velázquez… ¿Y las mujeres? ¿Será posible? Y vuelta a pensar. Ahora llegando a lo más profundo de sus recuerdos. Frida Kahlo, ¿cómo se me ha podido olvidar?, también está… ¡Ay! Esa tan controvertida… Tracey Emin. Bueno, y la mujer de John Lennon, YokoOno. Y creo que el hermano de Manet estaba casado con una pintora… ¿Berthe Morisot? Creo que sí. ¡Jesús! Bueno, alguna ha salido. Pero, a ver, tiene que haber más.

Sacó hábilmente el iPad de la mochila y comenzó a teclear enérgica. Paró en seco. El tic tic de las teclas parecía molestar a los vecinos, antes parlanchines, ahora, clavantes de mirada. Anda que. Ahora os molesta el ruidito. No volvió la vista y se limitó a acceder al panel de configuración y silenciar el aparato. Vuelta a la búsqueda. A ver, a ver, qué nos cuenta el Prado. Exposiciones monográficas de mujeres. Cagüendiós, una. Una en toda su historia, casi 200 años. Y ¿quién fue la afortunada? Clara Peeters. No me suena. Visita a «Google Imágenes» para admirar los bellos/hipnotizantes bodegones. Guau. Ya, es que en España somos así, vamos como lentos, a la cola de todo.

A ver qué pasa en otros museos. Según los datos de las Guerrilla Girls, hasta el 2015, tanto en el Guggehnheim como en el Metropolitan de Nueva York solo se había exhibido la obra monográfica de una mujer. Esto debió de servirles de escarmiento porque, desde entonces, ambos han dedicado a mujeres artistas alrededor de cinco exhibiciones cada uno. ¿Suficiente? No me parece, pero es un principio. ¿Necesita el Prado que también le saquen los colores?

Volviendo al Met. Continúa la búsqueda y encuentra otro dato curioso/lamentable. En 1989, menos del 5% de los artistas en las secciones de arte moderno eran mujeres. Bueno, han pasado casi 30 años, esto ahora ha tenido que ¿cambiar? No. En el 2011, eran menos del 4%.

Última búsqueda, última esperanza. Arco, la Feria de Arte Contemporáneo de Madrid, con gran renombre a nivel internacional. Veamos. Solo un 25% de los artistas que han participado eran mujeres. Si hablamos de artistas españolas, solo un 5%. Un vistazo rápido al informe de MAV. Flipo.

Pero entonces, ¿no hay mujeres artistas? Claro que las hay, pero están escondidas. Escondidas en los almacenes de los museos más importantes del mundo. Escondidas detrás del nombre de algún varón al que le han adjudicado sus obras. Y escondidas, a fin de cuentas, en el olvido.

Si los museos no quieren mostrarnos las obras de las mujeres artistas, tendremos que exigírselo. Desbloqueó el iPad, que se había apagado durante sus cavilaciones, y tocó el icono del Gmail. «Estimado Miguel Falomir…»

Por Sandra Chamorro

Artículos relacionados

No Comments

Post a Comment

*