Socialismo utópico - Politocracia
22174
single,single-post,postid-22174,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

Socialismo utópico

Qué es el socialismo utópico

El socialismo utópico es una ideología desarrollada a principios del siglo XIX antes de la publicación del “Manifiesto Comunista” de Marx y Engels. Se puede afirmar que es una especie de pre-socialismo o primer socialismo cuyos principales representantes fueron socialistas anteriores al marxismo: Henri de Saint-Simons, Flora Tristan, Charles Fourier (Francia) y Robert Owen (Inglaterra).

El adjetivo “utópico” fue acuñado en 1839 para definir las propuestas del movimiento como demasiado idealistas y difíciles de llevar a la práctica. La primera vez que nos encontramos con esta denominación es en la obra Utopía (Tomas Moro, 1515) que en plena Edad Media ya exponía ideas contrarias a la acumulación de riquezas y la propiedad privada.

socialistas utópicos

Robert Owen, Flora Tristán y Henri de Saint-Simons.

 

Características del socialismo utópico

Aunque no podemos hablar de un acuerdo en las teorías de los socialistas utópicos, sí que hay elementos en común que caracterizan y singularizan este movimiento.

  • Rechazan el conflicto, por eso son contrarios a métodos revolucionarios para cambiar el orden social. Defienden que todo cambio debe producirte a través de acuerdos.
  • Organización y planificación del trabajo en contra de la individualización y el egoísmo del capitalismo.
  • Visión positiva del trabajo, dando gran importancia a la asociación de trabajadores.
  • Sistemas de producción cooperativistas que favorezcan una identidad comunitaria.

 

Socialismo utópico y socialismo científico

El contexto histórico de la época es clave para entender por qué Marx y Engels denominaron “utópico” a este primer socialismo y lo contrapusieron a su “socialismo científico”.

Los socialistas utópicos no hablaban para una clase social como motor del cambio, sino que lo hacía para toda la humanidad. Evitaban combatir los problemas de un sistema industrializado y apelaban a la organización de los colectivos a través de acuerdos.

Marx y Engels entendían que el proletariado no contaba con las condiciones y herramientas para liderar su emancipación de un sistema que les perjudicaba. El socialismo elaborado a raíz de la publicación de El Manifiesto Comunista (1848), expone un camino a seguir para llevar a cabo un cambio en el orden social establecido. Por eso lo denominan socialismo científico.

Socialismo utópico en Inglaterra

En la primera mitad del siglo XIX la clase trabajadora inglesa ya formaba una fuerza organizada para la defensa de sus intereses y se habían creado sindicatos y el primer partido de masas.

En este escenario el industrial británico Robert Owen planteó una serie de proyectos para reformar el sistema productivo capitalista. La idea de Owen se centra en un sistema de cooperación frente al sistema imperante de competencia.

Lleva a cabo varios proyectos, entre ellos una factoría de hilados, New Lanark (1800-1829) donde estableció entre otras cosas jornadas reducidas para los trabajadores y educación gratuita para sus hijos.

New Harmony

New Harmony, comunidad utópica ideada por los owenistas.

 

Socialismo utópico en Francia

Henri de Saint Simons (1760-1825) fue uno de los grandes precursores del socialismo francés, pero es después de su muerte cuando sus seguidores crean una asociación y sus escritos toman verdadera fuerza. Una de las principales novedades de los Saint-Simonianos es su teoría sobre las herencias y cómo estas deberían desaparecer y ser cedidas al Estado para de esta forma acabar con la desigualdad de nacimiento.

Charles Fourier (1772-1837), considerado como uno de los padres del cooperativismo, fue muy criticado por su gran imaginación y su crítica mordaz al capitalismo, la monogamia y la moralidad cristiana.

Tanto Saint Simons como Fourier atajaron el reconocimiento de los derechos de la mujer y su situación de desigualdad en la sociedad, no así otros socialistas utópicos.

El “fourierismo” tuvo un gran impacto en sociedades emigrantes estadounidense llegando a formarse comunidades utópicas de trabajo en Texas, Ohío… pero todas fracasaron pasado los años por diversos motivos.

Por Francisco Blanco

Artículos relacionados

No Comments

Post a Comment

*