A quién beneficia la dimisión de Cifuentes
21659
single,single-post,postid-21659,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

La dimisión de Cifuentes ¿A quién beneficia?

La dimisión de Cifuentes ¿A quién beneficia?

En el buen periodismo, una de las preguntas clave para esclarecer la verdad es preguntarse a quién beneficia el asunto en cuestión.

¿A quién beneficia la dimisión de Cifuentes? Principalmente a Ciudadanos. El partido de Rivera, de cuyo modus operandi ya nos ocupamos en un artículo reciente, no tendrá que decidir si apoya o no a PSOE y Podemos en la moción de censura que habría dado la presidencia de la Comunidad de Madrid al profesor Ángel Gabilondo. Hubiera sido un verdadero brete para Ciudadanos, pues tal y como reconoció una de sus dirigentes, el objetivo fundamental de esta formación política (además de sostener al PP en el poder mientras conspira para sustituirlo) es evitar que Podemos llegue a gobierno alguno, no vaya a ser que recorten privilegios a los grandes poderes empresariales. No lo consiguieron en el caso de ciudades tan importantes como Madrid, Barcelona y Valencia (donde se están recuperando servicios públicos privatizados y se reduce la deuda municipal a razón de 2.000 millones de euros al año); pero con aquel inútil pacto Sánchez-Rivera a principios de 2016 bien que se aseguraron de impedirlo en la jugada más importante de todas, la que más dinero mueve con diferencia: el Gobierno de España.

Follow the money, The Wire

Otra de las preguntas clave del buen periodismo se resuelve aplicando la máxima follow the money, “sigue el dinero”, como hacían los policías de la memorable serie The Wire. En el escándalo Cifuentes, como en tantos otros relacionados con el Partido Popular, el rastro del dinero lleva en última instancia al sinfín de empresarios corruptos que se enriquecen gracias a las prácticas mafiosas características de la Marca España. Esos mismos empresarios que, como antídoto al previsible periodo de reformas que se abriría en cuanto el enorme descontento social se tradujera en votos, orquestaron el auge de Ciudadanos como “Podemos de derechas”, en palabras del presidente del Banco Sabadell. De forma que el rastro del dinero se convierte en este caso en un círculo vicioso: de la oligarquía pasa al poder político (el PP ejecuta, Ciudadanos lo sostiene) y vuelta a empezar. Cambien ustedes a PP por Convergència y a Ciudadanos por la entelequia del independentismo, y tendrán la receta del mismo asunto en su versión catalana.

Romper la rueda, Juego de Tronos

¿Cómo detener esta miserable rueda de fango y podredumbre que amenaza con romper el país en pedazos? Lo explicaremos con otra serie: en Juego de Tronos, el personaje de Daenerys Targaryen, preguntada por su consejero Tyrion acerca de cómo piensa parar la rueda que coloca a una u otra casa nobiliaria en el poder según el turno de gobierno correspondiente, responde: “No voy a detener la rueda. Voy a romper la rueda”. Van a necesitarse dragones para tal empeño.

Por Agustín L de la Cruz

Artículos relacionados

No Comments

Post a Comment

*