portada portugal copia

Portugal: Aviso para navegantes

Por Agustín L. de la Cruz.

Tras las elecciones del pasado domingo, Portugal tiene dos opciones para evitar una repetición de la convocatoria electoral: que el PSOE deje gobernar a un PP sin mayoría absoluta, o que se establezca una mayoría alternativa de centro-izquierda mediante la suma de PSOE, Podemos e IU. Si estamos utilizando la nomenclatura política española no es por afán de simplificar, sino por la similitud de ambos escenarios y porque el resultado de nuestras elecciones en diciembre puede ser muy similar al portugués.

Por el momento, todo indica que la situación se resolverá por la primera vía: los autodenominados Mercados, la prensa obediente y los no menos obedientes líderes europeos se han apresurado a bendecir la victoria del PP de Passos Coelho, gestor tenaz de los recortes sociales y del austericidio que emana de Bruselas. El primer paso es generar consenso en torno al PP como ganador de las elecciones. Falso. No gana el más votado, gana el que gobierna. Es una falacia habitual. Veamos un claro ejemplo: ¿quién ganó las elecciones municipales en Madrid, acaso la más votada Esperanza Aguirre? De ningún modo. Ganó Ahora Madrid, que es quien gobierna el consistorio.

Aclarado este punto, conviene añadir que los poderes fácticos no sólo generan consenso sobre quién ha ganado (aunque no sea cierto), también corren a sacar conclusiones de esa supuesta victoria: los portugueses refrendan las medidas de la Troika, leemos estos días por doquier. Otra vez falso. Los portugueses, es decir, la voluntad mayoritaria del pueblo portugués, han rechazado con su voto esas medidas y señalado la necesidad de un cambio. Lo que está por ver es si la diversidad de ese voto de rechazo hará factible un entendimiento que desaloje al PP del gobierno, o si por el contrario el PSOE dejará hacer o incluso apoyará abiertamente al PP, en aras de la estabilidad y otras zarandajas.

En España tendremos en liza a actores adicionales (partidos nacionalistas de uno y otro signo, generalmente preocupados sobre todo por su propio ombligo, más la bisagra llamada Ciudadanos) que pueden alterar este esquema, pero probablemente no demasiado. De ahí este aviso para navegantes que proviene de la tierra de Vasco de Gama. Que cada cual vaya echando sus cuentas sobre quién gana y quién deja gobernar a quién.

No Comments

Post a Comment

*