footer

Lo mejor que podíamos hacer, dadas las circunsatancias, era una revolución

...::Politocracia::... | Que la XI legislatura espere sentada
1613
single,single-post,postid-1613,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.1,side_area_slide_with_content,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive
fondo sentada

Que la XI legislatura espere sentada

Por Alicia Galisteo.

¿Recordáis cuándo Melendi llevaba rastas? En esa época sacó un disco que se titulaba “Que el cielo espere sentao”, pues esta misma situación estamos viviendo los españoles en estos momentos, esperando en vano que nuestra clase política llegase a un pacto de Gobierno para mejorar la situación que vivimos desde hace ya casi una década y, en cambio, nos hemos encontrado con nuevas elecciones en junio.

La primera sorpresa que nos dio la legislatura fue la negación de Mariano Rajoy de presentarse  para Presidente ante el Congreso, tras haber conseguido la mayoría de los votos y es que lo podíamos considerar una “novia a la fuga” que corre para que no le pille la corrupción de su partido, ni la izquierda desalmada que planea una España del siglo XXI con una Constitución reformada donde la importancia pase a la ciudadanía.

“Como dijo el rey” teníamos que buscar otro candidato para presidir nuestro país y este encargo pasó a Pedro Sánchez, que en primer lugar, pactó con Ciudadanos una serie de medidas y lo que parecía un “hasta que la muerte los separe”, se tornó en distanciamiento cuando se dieron cuenta que con ese pacto no tenían mayoría suficiente tras la votación en el Congreso y que nuestra “novia a la fuga” no tenía el vestido tan inmaculado como esperaba Ciudadanos para obligar al candidato a la Presidencia a dialogar con ellos.

Uno de los protagonistas de esta legislatura, Pablo Iglesias “Billy el pistolero”, que disparaba un Gobierno de izquierdas formado por Podemos, Compromís, IU y PSOE donde era “cuestión de prioridades” o líneas rojas que se tenían que cumplir, al igual que su lista de la repartición de ministerios y en la que parece que ha salido debilitado, por eso ahora busca un pacto urgente con su última víctima electoral Izquierda Unida, esperando que con su amor/caridad sea suficiente para superar al PSOE.

Y de esta forma, hemos ido caminando por el disco de Melendi y por la legislatura más corta de esta democracia,  quizás necesitemos “cannabis” o altura de miras para entender los movimientos políticos que han sucedido en los últimos meses, y es que, “con tanto héroe” político y personalidades sobresalientes nos estamos olvidando de que lo importante es acabar con el desempleo juvenil, la corrupción o la privatización que se está dando en la sanidad y en la educación, y es que a veces “con solo una sonrisa” en televisión no es suficiente para una España de progreso.

No Comments

Post a Comment

*