footer

Lo mejor que podíamos hacer, dadas las circunsatancias, era una revolución

...::Politocracia::... | Que vivan las mujeres
598
single,single-post,postid-598,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.1,side_area_slide_with_content,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

Que vivan las mujeres

Reivindico el día de hoy, lo anhelo, lo celebro y, en el fondo en el fondo en el fondo, también lo lamento un poco.

Es un día importante, necesario, imprescindible para hacer presente la discriminación de las mujeres, que somos menos que los hombres aquí y en Pekín. Cobramos menos, ascendemos menos, nos vamos más al paro, conciliamos más, nos ocupamos de los niños, de los mayores y, muchas veces de los hombres. Es lamentable que en nuestra sociedad (sin viajar a dónde las mujeres no son más que mercancía) se considere que si alguien ha de sacrificarse lo hagan las mujeres, una y otra vez en todas las circunstancias. Pero es un buen día para que se ponga negro sobre blanco lo que ocurre y para que muchas personas que otros días no prestan atención a la lucha por la igualdad lo hagan hoy.

Es un día triste también, se te pone un poco el estómago revuelto y un nudo en la garganta porque, justamente al recordarse hoy por qué seguimos peleando, no comprendes qué tienen las mujeres peor que los hombres para sufrir este castigo secular, qué clase de sociedad somos que no acepta que seamos iguales y que, continuamente, pone trabas a los avances, se hacen depender del dinero, de la madurez social, de la voluntad política… No se comprende que no se le caiga el alma de vergüenza a quien se opone a que los hombres y mujeres tengamos las mismas oportunidades. No se entiende que jóvenes y muy jóvenes reproduzcan comportamientos machistas sin que los mayores nos inmutemos.

Que vivan las mujeres, que vivan los hombres, que viva la igualdad y que viva la lucha por la igualdad.

Editorial: María Lanzas

No Comments

Post a Comment

*