fonodo 3 elecciones

Terceras elecciones: lo tenían todo pensado

Por Javier Figueiredo.

Sí. Ya habrán oído el mantra de culpar a todos los demás de las terceras elecciones, pero es muy posible que todo estuviera perfectamente planificado. El día 26 de junio por la noche Arriola y Moragas leyeron los resultados y no dieron puntada sin hilo. Este diálogo pretende transcribir la conversación que nos ha llevado al escenario de estos días (salvo milagro de última hora). Da igual quién es quién en la conversación, porque los personajes son, con sus matices, absolutamnente intercambiables:

– Esta vez no nos va a quedar más remedio que presentarnos a la investidura y tenemos que intentar que la mayoría sea lo más amplia posible.

– Rivera va a tener que apoyarnos. Ha perdido ocho escaños y sabe que una actitud de bloqueo lo metería en la senda de lo que ha sido UPyD.

– Pero no pasamos de 169. Uno más, si me apuras, con la canaria. No sé de dónde vamos a sacar cinco más, porque el PNV va a estar difícil. En otro tiempo con un par de competencias y un blindaje al concierto estaba en el bote.

– Sí. Y, además, porque parece que las elecciones van a ser el 27 de septiembre y no querrá hacer campaña en Euskadi con una abstención en Madrid que estuviera facilitando nuestro gobierno.

– ¿Y por qué nos vamos a conformar con un gobierno en minoría si podemos tener mayoría absoluta?

– ¿Cómo?

– Dejar pasar…

-No entiendo.

– Dejar pasar, lo que mejor se le da a Mariano. El plan es el siguiente: tardamos hasta primeros de agosto en celebrar las consultas con el Rey y en que nos encargue ir a la investidura. Luego dejamos pasar todo agosto y ya a finales ponemos la fecha, de manera que si no hay gobierno a los dos meses se disuelvan las cámaras y las próximas elecciones caigan… el 25 de diciembre.

– ¡Ostras!

– ¡Y así culpábamos a los demás de hacer ir a votar entre pavos y turrones!

– La idea es genial, porque en esas elecciones sacaríamos mayoría absoluta. Los nuestros sabes que van a votar siempre, tenemos cinco millones fijos desde 1982 y luego es cuestión de pillar los votos de gente pobre pero que tiene miedo a vivir en con más precariedad, cada vez se nos dan más fácilmente. Y los de izquierda se andarían con tonterías y remilgos, se culparían entre ellos mismos y no irían a votar.

– Pero habría que prepararlo bien. Los periódicos los tenemos todos de nuestro lado y las televisiones casi todas. Habrá que incidir sobre todo en culpabilizar a los otros del bloqueo.

– Pero habría que firmar una especie de pacto con C’s antes de ir a la investidura. ¿Y si nos piden la cabeza de nuestro jefe Rajoy?

– Imposible. Al principio pedirán de todo, incluso que echemos a nuestros corruptos. Pero te digo yo que en una semana, con un par de llamadas al Ibex 35, nos los ponen en vereda. Y no te extrañe que acaben diciendo que Bárcenas es un ejemplo de regeneración.

– Se me está ocurriendo una cosa. El día que salga el primer rechazo de la investidura de Rajoy, que todos los periódicos y televisiones se centren en los que bloquean y no en el Rajoy que ha perdido.

– ¿Te imaginas que El País y el Mundo titularan ambos “portazo de Sánchez a la gobernabilidad”, o algo así?

– Espera que me lo apunte en la agenda. Es cuestión de llamar un par de días antes… si los tenemos a todos de nuestro lado.

– Bueno vamos a decírselo a Mariano y que salga a dar botes al balcón, que esto está hecho.

 

portadas

2 Comments
  • pepito grillo

    7 septiembre, 2016 at 12:29 am Responder

    Vaya imaginación!!
    Te podías dedicar a escribir novelas de ciencia ficción.
    Todo por no admitir la cerrazón de tu jefe.

  • Juan Antonio Doncel Luengo

    7 septiembre, 2016 at 11:17 am Responder

    Jajaja, lo que no se figuraban era que Mariano estaría en el balcón como si fueran las dos noches electorales en que perdió. Porque pelamaredeu, mira que yo soy lacio, pero es que lo de Rajoy….

Post a Comment

*