fondo votar es bueno

VOTAR ES BUENO

Por Samuel Grueso.

Vuelvo fugazmente a Politocracia para haceros llegar un mensaje digno de la lógica aplastante de nuestro Presidente en funciones: votar no es cosa mala, o dicho de otra manera, votar es cosa buena.

En estos tiempos tan confusos políticamente, es habitual escuchar por aquí y por allá acerca del cansancio de los ciudadanos españoles con “la política“. Hartos, al parecer, de que los políticos no se pongan de acuerdo, no se forme gobierno y de que se acaben convocando nuevas elecciones. “¡Con el gasto que ello implica!” Seguro que os suena, pues todos lo hemos escuchado. El mensaje de la anti política, que vuelve con renovadas energías.

Pues señoras y señores, ya basta. Que nos llamen a las urnas no es malo. En Suiza se vota cuatro veces al año, es decir, una cada tres meses. ¿Y aquí nos quejamos por perder 20 minutos en ir a votar en 8 meses? Desde luego, nos queda mucho por aprender a los españoles de deberes democráticos.

Y sí, por supuesto que en unas elecciones se gasta dinero. ¿Y? Ese es el precio de vivir en una democracia. ¿Es que acaso prefieren un sistema donde no se gaste dinero en organizar elecciones? Me han soplado que en Corea “la mala” ahorran un pastón en elecciones…

Y es que nos quejamos por todo. No hay nada más español que quejarse, exigirle todo a los que gobiernan y no hacer uno mismo nada. Años protestando porque los políticos no toman en cuenta las opiniones de los ciudadanos, y cuando se nos da la oportunidad de la decisión suprema, nos quejamos. “Uy, qué pesados, uy, qué coñazo, yo paso de ir otra vez a votar.” Preferimos tener el gobierno “que sea” a tener que levantar el culo del sofá. Pues no vayas a votar, que ya irá otro a votar por ti. Luego tuitealo indignadísimo.

¡Qué enorme esfuerzo, gastar 20 minutos cada 6 meses! Deberían instalar las urnas en los bares.

1 Comment
  • Juan Antonio Doncel Luengo

    3 septiembre, 2016 at 9:01 am Responder

    Buena exposición, tal vez incompleta de tan sencilla. Puede añadirse que, de todas maneras, lo que llamamos democracia no consiste en que el pueblo tome las decisiones. Consiste en que tome las decisiones más importantes (la Constitución, cada equis tiempo quien gobierna, y así). Eso admite matices e incluso admite modificaciones. Pero lo grave, lo verdaderamente ineficiente, del presente político español es la ineptitud de los encargados. Entonces creo que votar también es bueno no sólo per se, por lo que tú dices, sino porque nos permite intervenir en la solución, y hacerlo de forma decisiva. Es nuestra oportunidad. Así que sí, votar es bueno. Es lo mejor, de hecho.

Post a Comment

*