Viñetas veraniegas: 10 cómics para el verano

Pareciera que nuestros políticos se hubiesen esmerado en fastidiarnos el verano. Al menos, lo suficiente como para que el ansiado descanso mientras nos bebemos un refrescante mojito al solaz de una hamaca y a la sombra de una amplia sombrilla coloreada por el sol, ya no ofrezca su habitual efecto reparador. Porque si alguien deseaba iniciar sus vacaciones con la tranquilidad que supone estrenar un gobierno nuevo y reluciente, sus esperanzas se han visto tristemente empañadas ante el fracaso de una sesión de investidura que parecía cantada.

Pero nosotros nos resistimos a que semejante contratiempo nos fastidie la fiesta y por eso, en Politocracia hemos pensado en endulzar ese regusto amargo ofreciéndote una variada selección de historietas, un listado deslumbrante elaborado gracias a las recomendaciones de diez autores de lujo.

Relatos que os harán disfrutar de unas intensas, inmersivas y emocionantes lecturas allí donde os encontréis. Maravillosos artefactos literarios y visuales que a buen seguro os resultarán de lo más estimulantes.

1. Ocultos (Laura Pérez. Astiberri)

Portada cómic "Ocultos"

Cómic Ocultos, Astiberri

Recomendado por:

  • Mayte Alvarado. Autora de la novela gráfica “E-19” (El verano del cohete).

 

Ocultos” supone la primera obra de Laura Pérez como autora completa. En las historias breves que la componen, aparentemente independientes pero relacionadas entre sí, la autora abre pasajes que conectan nuestra realidad con esa otra realidad que permanece oculta a simple vista. Estas fracturas de lo real por las que transitan los personajes siguiendo a una lechuza o mirando más allá de su reflejo en un espejo, son de doble sentido. Se cuelan en sus viñetas los habitantes de lo oculto: seres tan antiguos como el mismo universo, esa presencia vista por el rabillo del ojo, las luces inexplicables avistadas en el cielo una noche de verano, esa puerta que se abre sin que nadie agarre el pomo. Se puede aplicar a este cómic eso de que el conjunto va más allá que la suma de sus partes (en opinión de esta lectora) y es esa multiplicidad de experiencias entendidas como un todo, como fragmentos de un caleidoscopio, lo que nos permite vislumbrar lo oculto en sus páginas.

2. Superman All Star (Grant Morrison y Frank Quitely. Ecc Cómics)

Superman All Star

Recomendado por:

Raúl Anisa (Raule). Guionista de los álbumes “Jazz Maynard” (Diábolo Ediciones), “Arthus Trivium” (Norma editorial) y ‘El arte de morir’ (Norma editorial)

Cualquier momento es bueno para leer un libro o ver esa peli que nos han recomendado, aunque no es menos cierto que en los meses de verano uno parece más predispuesto a bajar la guardia y a dejarse sorprender. “Superman All Star” es una obra perfecta para ello, un hito del cómic para lectores exigentes, entusiastas o no del género superheroico. Tres amigos escoceses fueron los encargados de crear la mayor aventura de Superman jamás contada, el escritor Grant Morrison, el dibujante Frank Quitely y el entintador y colorista Jamie Grant.

Como todos los grandes personajes, el Hombre de Acero ha tenido épocas gloriosas y otras olvidables. Morrison, el genio de Glasgow, las recupera todas y las desmonta por piezas, con sumo respeto, pero sin complejos. Y el resultado es un nuevo y original Superman… Que no deja de ser el de siempre, el que amamos y recordamos con cariño. Ese es el talento inconmensurable de Morrison. La épica y espectacularidad gráfica que requería esta historia solo podía salir de las manos de Quitely, dueño de un estilo de dibujo y de una narrativa que es referencia para cualquier artista de cómic o ilustrador del planeta. Que este tebeo haya sentado cátedra entre lectores y autores también es mérito del entintado y, sobre todo, del color de Grant. Su labor eleva esta obra a cotas inalcanzables. Después de leer este cómic, el lector ya no verá al hijo de Kripton del mismo modo; puede que incluso ya no vea el mundo con los mismos ojos.

3. Dororo (Osamu Tezuka. Debolsillo)cómic Dororo

Recomendado por:

  • Carla Berrocal. Autora de las novelas gráficas “El Brujo” (Edicions de Ponent) y “Epigrafías” (Libros de Autoengaño)

 

No decían por nada que Tezuka es el Dios del Manga. Solo por eso, hay que adorarle, rendirle pleitesía y besarle las manos si aún estuviera con nosotros. Pero eso no sucederá, así que siempre podemos leer sus obras, sus páginas y sus viñetas. “Dororo” es una obra menor, menor para un Dios, claro. Un cómic de aventuras para chavales y adultos que a pesar de su estructura repetitiva, engancha.

La historia se centra en un ambicioso Señor que decide vender las distintas partes del cuerpo de su hijo, Hyakkumaru, a 48 demonios a cambio de dominar la tierra. Con esa premisa, iniciamos un viaje por todo Japón en la que el protagonista busca recuperar su apariencia normal, escondida hábilmente bajo un disfraz. En su camino aparecerá el joven Dororo, un niño que le seguirá en sus aventuras por todo el Japón feudal.

Lo que enamora de este tebeo es quizás sus arriesgadas composiciones de página, sus personajes entrañables, que conectan al instante con el lector y la simplicidad de sus historias, que desde mi punto de vista son perfectas para una buena lectura veraniega.

4. Carne de cañón (Aroha Travé. La Cúpula)

Cómic Carne de cañón

Recomendado por:

  • Damián. Guionista de las novelas gráficas “Khalid” (Norma editorial), “Blechkoller” (Norma editorial) y los álbumes GENPET (Dibbuks) y “The Killmasters” (Ankama)

 

Carne de Cañón” son esos fines de semana de quedarse solo en casa con tus hermanos, mientras tu madre se marchaba a hacer la compra y tu padre a tomarse unas cervezas al bar. La podías liar parda y pelearte con tus tetes, pero mejor no dejar marcas o ibas a recibir unas buenas hostias cuando los viejos volvieran a casa.

Carne de Cañón” son esas tardes explorando el barrio. Guerreando a pedradas en los solares y descubriendo yonkis moribundos en portales, callejones oscuros o fábricas abandonadas. Esta no ha sido la primera crisis ni será la última. Por suerte, Aroha Travé no ha llegado al mundo de las viñetas para hacernos llorar y convierte esos momentos en historias desternillantes.

Padres ausentes, jeviatas de la era youtube, morgues de hospitales, el matón del cole que se pasa de listo y bocatas de chopped. La Yanira, el Kilian y el Jose sobrevivirán a todo eso y más.

El cómic nacional necesita que Aroha siga narrando la vida de esta familia disfuncional. Yo estoy desando leer sus próximas aventuras.

5. Ken Parker (Berardi y Milazzo. ECC Cómics)

cómic ken parker

Recomendado por:

  • Jorge García. Guionista de los álbumes “Cuerda de presas” (Astiberri), “Las aventuras imaginarias del joven Verne” (Ediciones Glénat) y “Los dientes de la eternidad” (Norma editorial)

 

El verano se presta a lecturas largas y horizontes lejanos. “Ken Parker” satisface con creces sendos apetitos. Se trata de un western lírico, introspectivo y sentimental, obra conjunta de dos maestros del fumetto italiano: el guionista Giancarlo Berardi (Genova, 1949) y el dibujante Ivo Milazzo (Tortona, 1947).

Tebeo de larga data, Ken Parker sigue las andanzas de un trampero a lo largo del último tercio del siglo XIX. El título arrancó en 1977 y sus primeros episodios eran ya remarcables. Desde entonces, la serie no hizo sino mejorar, brindando entretenimiento y emoción a sus lectores sin renunciar por ello a la poesía, la sutileza o la expresión de un humanismo generoso e íntimo.

En España, la editorial Zinco lo dio a conocer a principios de los 80. En 2017, el sello ECC puso en circulación una edición en tomos que va camino de ofrecer la serie completa por primera vez en nuestro país. La lectura de episodios como “Lily y el cazador“, “Hombres, bestias y héroes” o “Boston” (que asocia al protagonista con las grandes figuras de la literatura policial de todos los tiempos) dejan en el ánimo el sello de la belleza, la ternura y la inteligencia.

6. Cenit (María Medem. Apa Apa Cómics)

cómic cenit

Recomendado por:

  • Borja González. Autor de las novelas gráficas “La Reina Orquídea” (El verano del cohete) y “The Black Holes” (Reservoir Books).

 

María Medem se hizo con el premio Artista Revelación en el Salón del Cómic de Barcelona 2019 con este extraño diálogo entre dos amigos incapaces de recordar sus sueños. Una historia cargada de suspense, desiertos líquidos, vasos de agua ardiendo, sonámbulos, mesas interminables, platos rotos y cielos pintados con zumo de melocotón.

Uno de los cómics más libres, inquietantes y originales del año.

7. Balas perdidas: La inocencia del nihilismo (David Lapham. La Cúpula)

cómic balas perdidas

Recomendado por:

  • Felipe H. Navarro. Autor del webcómic “Hopper” y de la historieta “Corte a Ras” para la revista “La Resistencia” (Dibbuks) donde ejerce también como dibujante de las historietas “Humo y Estrellas”, “Mi corazón dejó de latir ahí dentro” y “Cadenas”.

 

Los siete número recopilados en este libro son una pequeña muestra del inmenso talento que atesoraba Lapham en 1995, virtud que le llevó a ganar dos premios Eisner en 1996 y 1997 en las categorías de Best Writer/Artist y Best Graphic Album: Reprint, respectivamente. “La inocencia del nihilismo” nos presenta un drama coral con tintes de serie negra, con pinceladas de terror, ciencia ficción, acción, risas y mala sangre. Por si esto fuera poco, David Lapham nos regala en sus páginas a uno de los personajes femeninos más potentes de la historia del cómic, Victoria Applejack.

Con este tiro darás en la diana.

8. El cuaderno rojo (Teddy Kristiansen. Norma editorial)

Cómic, El cuaderno rojo

Recomendado por:

  • Rafa kosta. Autor de las historietas “El corazón delator” y “La casa” para la Revista “Cthulhu” (Diábolo Ediciones) y dibujante del álbum de inminente publicación “Le vent et la mort” (Nouveau Monde éditions).

 

Un escritor emprende un viaje imprevisto a la busca de la sombra de un pintor en las brumas del tiempo y la historia. Una búsqueda del otro que a menudo nos lleva a nosotros mismos.

Y Kristiansen nos la narra con grandes viñetas y la estructura desmembrada de los sueños o la memoria misma, que el danés puntúa con textos de verdadero aliento poético al que no escapan el horror de la guerra y el dolor que persigue a ambos personajes.

Una obra breve y exquisita en la que no deja de asombrar la íntima imbricación de las imágenes y el texto.

9. Viaje al infierno (Echeverría y Auraleón. Isla de Nabumbu)

Viaje al infierno, cómic

Recomendado por:

  • Javier Mora Bordel. Guionista del cómic book “1936: el Alzamiento” (Colección Universo 36) y la colección de historietas “Palabra tomada”.

 

Slim Robinson es el único superviviente de una nave espacial a la deriva. Condenado a la soledad, nuestro protagonista caerá en una creciente espiral de locura. Esta es la premisa de la que parte este sideral relato de náufragos publicado por entregas en la revista “Creepy”.

Ambientes claustrofóbicos a través de una estética expresionista, exploración de la fragilidad del alma humana siguiendo un dantesco recorrido… Echeverría y Auraleón superan con nota un mero encargo de su editor, el célebre Josep Toutain, para ofrecernos una profunda ficción que aúna a partes iguales intensidad narrativa y emotividad lírica. La supresión de los límites establecidos (ruptura de la acción lineal mezclando a partes iguales presente y pasado, así como de la quimérica frontera entre una realidad angustiosa y los delirios subconscientes que ahondan en el dolor) nos lleva a ambiciosas puestas en escena que revitalizan el clásico corsé de las tramas de ocho páginas propias de las revistas de cómic de la época. Todo para ahondar en la turbulenta personalidad de un protagonista dominado por sus traumas y frustraciones. Una visión descorazonada y depresiva que responde a una particular catarsis de sus autores (en especial de Auraleón quien, desalentado, abandonará la profesión de historietista al finalizar la misma) en pos de la obra adulta que dignificara y reconociera su personalísimo modo de hacer historietas como arte.

10. Blame! (Tsutomu Nihei. Panini)

cómic Blame

Recomendado por:

  • Gustavo Rico. Dibujante de los álbumes “Las manos de Sophie Walder” (Edicions de Ponent) y “Los dientes de la eternidad” (Norma editorial).

 

Tras este onomatopéyico título encontramos un Manga de ciencia ficción de estética gélida y distópica que bien puede sugerir una mezcolanza entre las ilustraciones de Giger , la sempiterna obra de Katsuhiro Otomo, “Akira”, y los avatares de Case en el “Neuromancer” de William Gibson. De trama minimalista y oscura ambientación, asistimos a un nuevo viaje del héroe, en esta ocasión de nombre Killy, cuya misión es encontrar la humanidad donde apenas ya se reconoce. Donde la especie dominante, la máquina, lo envuelve todo y en su interior solo queda el silencio y la desolación.

 

Por: Fidel Martínez, Maite Alvarado, Raúl Anisa, Carla Berrocal, Damián, Jorge García, Borja González, Felipe H. Navarro, Rafa Kosta, Javier Mora Bordel y Gustavo Rico.

Coordina: Fidel Martínez

 

1 Comment
  • Samuel GM

    10 agosto, 2019 at 5:14 pm Responder

    ¡Muy buena selección! A tomar buena nota.

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.