Qué es y cómo se aplica el artículo 155 de la Constitución
22213
single,single-post,postid-22213,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

Artículo 155 de la Constitución: cuál es su procedimiento y aplicación

¿Qué dice el artículo 155 de la Constitución española?

El artículo 155 de la Constitución española de 1978 establece la posibilidad de intervenir la autonomía de un territorio si este inclumpliese la propia constitución o tomase medidas que atentasen contra el “interés general”.

La gestión del territorio en cuestión sería asumida por el gobierno central bajo el control del Senado.

El artículo 155 está incluido en el Título VIII de la Constitución “De la Organización Territorial del Estado”, Capítulo tercero “De las Comunidades Autónomas” y dice lo siguiente:

  1. Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones de la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.
  2. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas.

 

El artículo 155 de nuestra Constitución está inspirado en el artículo 37 de la Constitución alemana donde se establece la figura de la “coerción federal”, a través de la cual el Gobierno Federal, previa aprobación del Bundesrat, puede tomar las medidas necesarias para obligar a los Länder al cumplimiento de sus deberes.

Cuándo se puede aplicar el artículo 155

Uno de los principales inconvenientes a los se que enfrenta el ejecutivo a la hora de aplicar el 155 es la falta de legislación. Desde su aprobación, con la Constitución del 78, el legislador no ha elaborado una ley que desarrolle los supuestos, las medidas o la duración que debe tener una suspensión de autonomía. En todos los años de democracia tampoco se había planteado nunca su aplicación por ser una medida de carácter excepcional.

Para encontrar un procedimiento que recoja cómo aplicar el artículo 155 debemos acudir al Reglamento del Senado, artículo 189.

Previo a su aplicación, el gobierno debe haber enviado un requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma infractora. Si este no es atendido, o si la respuesta a dicho requerimiento confirma la infracción, el gobierno podrá iniciar las medidas de control de la autonomía.

Según el artículo 189 del Reglamento del Senado, el procedimiento de aplicación del 155 se inicia con la presentación, por parte del gobierno, de un escrito ante el Presidente del Senado. Dicho escrito debe contener el alcance de las medidas propuestas y la justificación de haber realizado el requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y su incumplimiento.

Si el escrito cumple los requisitos, la Mesa del Senado lo remite a la Comisión de las Comunidades Autónomas, órgano encargado de decidir si se debate o no la propuesta para su consiguiente votación. La propuesta para aplicar el artículo 155 necesita de la mayoría absoluta del Senado para ser aprobada.

 

Pleno del Senado

Pleno del Senado

Pasos previos a la aplicación del artículo 155

1º. Requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma infractora

2º . Escrito del Gobierno al Presidente del Senado

3º.  La Mesa del Senado remite el escrito a la Comisión General de las Comunidades Autónomas

4º.  La Comisión decide si procede o no

5º.  Si procede, la propuesta se debate en el pleno del Senado

6º.  Votación de la propuesta, para ser aprobada debe obtener la mayoría absoluta de la cámara

Cómo afecta el artículo 155 a la autonomía de un territorio

Aunque la norma no especifica medidas concretas, los constitucionalistas coinciden en que si se cuenta con el Senado, el 155 otorga al Gobierno un enorme margen de intervención en el territorio en cuestión.

Siempre que la intervención no suponga la anulación de la autonomía o la modificación del Estatuto de autonomía, el Gobierno puede disolver el Parlamento autonómico, controlar las finanzas, destituir cargos y tomar el control de las consejerías.

La ley tampoco especifica una duración exacta de la intervención, la Constitución establece que deberá aplicarse hasta que se revierta o establezca la normalidad constitucional.

Aplicación del artículo 155 en Cataluña

La autonomía de Cataluña estuvo intervenida por el Gobierno de España desde el 27 de octubre de 2017 hasta el 2 de junio de 2018.

Después de que el Presidente catalán, Carles Puigdemont, proclamase fuera de la ley la República catalana el 10 de octubre, el Gobierno central  inició el proceso para intervenir la autonomía. Para ello, requirió al Presidente de la Generalitat que aclarase si había o no realizado una declaración unilateral de independencia. Ante la ausencia de una respuesta clara a dicho requerimiento, se presentaron ante el Senado las medidas a adoptar para la intervención de la autonomía catalana, el 27 de octubre fueron aprobadas por mayoría absoluta. Las medidas adoptadas fueron:

  • Destitución de todos los miembros del gobierno de la Generalitat.
  • Disolución del Parlamento de Cataluña.
  • Convocatoria de elecciones en un plazo máximo de seis meses.
  • Designación de nuevas autoridades para el control de la administración catalana.
  • Control sobre los Mozos de Escuadra.
  • Prohibición de cualquier control del Parlamento catalán sobre las actuaciones del Gobierno.
  • Imposición de sanciones disciplinarias al personal de la Generalitat que no acatase las medidas.
  • Mantenimiento del 155 hasta que tomase posesión un nuevo Gobierno de la Generalitat.

 

Con posterioridad fueron aceptadas dos de las tres enmiendas presentadas por el PSOE, una solicitando que las medidas de intervención de aplicasen gradualmente, y la segunda, relativa al control de la televisión pública catalana.

Por Francisco Blanco

Artículos relacionados

No Comments

Post a Comment

*