Brexit: una guerra mediática

Abordar un acontecimiento que se encuentra en pleno proceso, para realizar una reflexión y sacar conclusiones en torno a él, requiere de coraje, valor y pericia, pero también puede incurrir en un ejercicio parcial, sesgado y no concluyente. Es lo que sucede en “Brexit: The Uncivil War” (2019), un largometraje de Toby Haynes, director curtido principalmente en el ámbito televisivo.

Cuando el gobierno británico convocó un referéndum en el verano de 2016 al que estaban llamados a participar 17 millones de ciudadanos, nadie se imaginaba, ni ellos ni el resto de los poderes europeos, que éste devendría en la salida del Reino Unido del resto de la Unión Europea, y en una crisis cuyas desastrosas consecuencias perviven hasta el día de hoy. Este suceso, el más importante para Europa desde que iniciamos el siglo y que ha adquirido el sobrenombre mediático de “Brexit”, de incalculable e imprevisible impacto social, político y económico, es el que ha querido abordar el director británico echando mano de su experiencia previa en series como “Black Mirror” y “Sherlock”.

Resultados del referendum

Resultados del referéndum por regiones

Haynes opta por poner el foco de atención en Dominic Cummings, asesor político en horas bajas, al que se le encarga la tarea de dirigir Vote Leave, la facción que apuesta por abandonar la permanencia en la institución europea. De la tarea de interpretarlo se ha encargado Benedict Cumberbatch, quien ya trabajara para el director británico encarnando al detective más famoso del mundo, perfilando a Cummings como un misántropo soberbio, excéntrico y resentido, pero que posee un indudable genio estratégico. Tal y como es planteado, nunca sabemos si su peculiarísimo y heterodoxo proceder es producto de una mente brillante o de cierta locura dotada de cualidades extrasensoriales. Al otro lado tenemos a su contrincante, Craig Oliver, encargado de contrarrestar a Cummings y los suyos desde el Vote Remain. Se pone en su piel el actor Rory Kinnear, partícipe en “Black Mirror”, otra de las series dirigidas por Haynes.

Unionistas vs Euroescépticos

En una guerra en la que los medios de comunicación juegan un papel crucial, el director centra el conflicto en el enfrentamiento entre los ideólogos de ambas facciones, del que Cummings resulta finalmente vencedor gracias a una estrategia que en su momento se vio como transgresora, fruto de una mente brillante, pero que ahora mismo se ha visto salpicada por la polémica, y puesta en duda, al haber incurrido en una posible práctica fraudulenta.

fotograma de film Brexit: the uncivil war

Fotograma del film “Brexit: the uncivil war” (2019)

Sea como fuere, Cummings logró su objetivo encauzando su atención en un sector de votantes, olvidado hasta entonces por los procedimientos ordinarios en este tipo de campañas, e inauguró con el uso y la implementación de las nuevas tecnologías, así como con su enfoque cuestionablemente visionario, la puesta en práctica de un modo nuevo de afrontar los procesos electorales, más acorde con la realidad que nos ha tocado vivir.

Un film arriesgado pero indeciso

Brexit: The Uncivil War” es un drama político con ritmo de thriller moderno y toques de comedia sofisticada, que restan densidad al desarrollo de una trama compleja, que necesita de un conocimiento previo del contexto para poder ser apreciada en su totalidad. Se trata de una producción orientada al mercado televisivo inglés, que goza de dinamismo y de una amplia exposición de los diversos y diferentes factores que intervinieron, de las mentiras y medias verdades con las que se intentó recabar el favor de los votantes o de la importancia de las redes sociales y del componente subjetivo y emocional presente en la toma de decisiones.

En su contra, el hecho de que no se profundiza en ninguno de esos múltiples aspectos. Toby Haynes arriesga pero no toma partido por ninguna de las vías en exploración, quedando impregnado el resultado de un cierto halo de confusión. Se nos queda en algunos casos superficial y se hecha de menos que no desarrolle algunas cuestiones interesantes, como las que surgen de las opiniones expresadas por los diferentes individuos que componen los grupos de control, que servían de referente y hoja de ruta para los unionistas del Vote Remain.

Toby Haynes

Toby Haynes, director de cine

Cummings puso a muchos votantes de su parte con un lema: “Recuperar el control”. Casi tres años después, Gran Bretaña continúa indecisa, intentando buscar el acuerdo a una salida que no parece ni tan digna ni tan airosa como se publicitaba desde las plataformas propagandísticas del Vote Leave, prolongando una sensación de incertidumbre y malestar entre propios y extraños, que no ha recuperado nada, excepto un bochornoso descontrol.

Por Fidel Martínez

No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.