Comunismo: historia, ideología y características

Qué es el Comunismo: definición

El comunismo es una ideología política basada en el pensamiento marxista que persigue una sociedad donde no existan clases sociales. Para ello plantea que los medios de producción no estén en manos privadas, sino que sean del Estado, que repartirá de forma equitativa los bienes y servicios entre la población.

Discurso de Lenin

Fotografía de Lenin dando un discurso en la Plaza Roja

A continuación, profundizaremos en el ideario comunista, sus orígenes y sus principales características.

Marxismo: origen y fundamentos de la ideología comunista

Los orígenes del comunismo los encontramos en la obra de Karl Marx y Friederich Engels. Según la “teoría del valor” de Marx, el valor de las cosas no se mide por su precio, o por la ley de oferta y demanda, sino que se mide por el tiempo necesario para su fabricación. Es decir, por el tiempo que emplea cada una de las personas que intervienen en su proceso de fabricación. Pero los obreros solo perciben una parte del valor final de las cosas, el resto se lo queda todo el empresario, Marx llama a esto plusvalía.

“La cuota de plusvalía es, por tanto, la expresión exacta del grado de explotación de la fuerza de trabajo por el capital o del obrero por el capitalista” (Marx. “El Capital. Vol1”, 1867)

Esta relación de explotación es posible porque el empresario es el propietario de los medios de producción.

La división de la sociedad en dos clases, capitalistas (propietarios de los medios de producción) y proletarios (trabajadores que generan riqueza pero que perciben muy poco), genera lo que el marxismo denomina la lucha de clases.

Karl Marx y Friedrich Engels

Karl Marx y Friedrich Engels

Para que esta estructura social persista en el tiempo, es necesaria una “superestructura” que la justifique y legitime, según el marxismo, esta superestructura estaría formada por las instituciones, las leyes, sistema político, religión…

¿Cómo acabar con esta superestructura? el marxismo plantea la revolución del proletariado. Es decir, que la clase social agraviada tome conciencia, deje de estar alienada y se alce en contra de este sistema.

Al acabar con la propiedad privada de los medios de producción, se acabaría de facto con el sistema capitalista.

“Los comunistas…, proclaman abiertamente que sus objetivos tan solo se pueden alcanzar mediante el derrocamiento violento de todo el orden social preexistente” (Marx y Engles, “El Manifiesto Comunista”, 1848)

El sistema capitalista sería sustituido por un nuevo sistema, el comunismo, donde los medios de producción serían de propiedad pública, lo que acabaría con las clases sociales y la desigualdad.

Características del Comunismo

  1. Nace como oposición al sistema capitalista
  2. Se fundamenta en el marxismo
  3. El comunismo se muestra en contra de la propiedad privada
  4. Promueve la conciencia de clases
  5. Sistema unipartidista
  6. Tiende al totalitarismo

 

Es una ideología que nace como oposición al sistema capitalista instaurado en los países industrializados. El comunismo considera que el capitalismo profundiza en las desigualdades sociales y establece la burguesía como clase dominante en detrimento de la nueva clase social, el proletariado.

Fundamentado en el marxismo, toma a Marx y Engels como principales ideólogos. Las obras: El Manifiesto Comunista o El Capital, sientan las bases tanto del socialismo moderno como del comunismo.

Contrario a la propiedad privada de los medios de producción, por considerar que para garantizar la igualdad de clases los medios de producción deben ser de propiedad pública. De esta forma no existiría una clase propietaria (burguesía) y otra explotada (proletariado).

El ideario comunista promueve la conciencia de clase, es decir, el individuo es visto como la expresión de su clase. Se muestra contrario al individualismo promovido por el liberalismo y el sistema capitalista.

Pero para garantizar una sociedad igual, es necesaria una acción política unitaria (unipartidismo), que integre a todos. Además de rechazar otras ideologías, el comunismo tiende a apartar de la vida pública, mediante persecución o ilegalización, a partidos opositores del partido único.

Solo un sistema capaz de penetrar en todos los ámbitos de la vida de sus ciudadanos puede garantizar el anti-individualismo, por eso el comunismo tiende a establecer sistemas totalitarios. En los Estados comunistas es habitual encontrar recortes de libertades individuales, pensamiento único a través de un partido único, censura en la educación, persecución política y por supuesto una fuerte presencia del “aparato del Estado” en cualquier actividad económica.

Principales representantes de la ideología comunista

Karl Marx

Filósofo y economista de origen judío, nació en 1818 en Tréveris (actual Alemania). Junto a Engels, Marx es considerado el padre del marxismo, el comunismo moderno y el socialismo científico.

Entre sus principales obras están “El manifiesto comunista” (Marx y Engels, 1848), “El Capital” (Marx, 1867)

Friederich Engels

Filósofo, sociólogo y periodista, nacido en 1820 en Barmen (Alemania). Es autor de “La situación de la clase obrera en Inglaterra” (Engels, 1845) y coautor de  “El manifiesto comunista” (Marx y Engels, 1848), obras fundamentales en el origen de la ideología marxista y comunista.

Amigo y colaborador de Marx, Engel se encargó de la edición de la segunda y tercera parte de “El Capital” después de la muerte de éste.

Lenin

Líder bolchevique y uno de los principales dirigentes de la Revolución Rusa de 1917. Presidente del Gobierno provisional de la República rusa desde 1917 hasta su muerte en 1924. Lenin fue el primer dirigente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) creada en 1922.

Su ideario estaba inspirado en el marxismo, al que contribuyó con numerosas aportaciones llegando a crear un pensamiento propio, el leninismo.

León Trotski

Político ruso y uno de lo principales organizadores de la Revolución de octubre. Después de la muerte de Lenin, se mostró contrario al ideario de Stalin, lo que le costó el exilio y posteriormente la muerte. Esto no evitó que crease una corriente de pensamiento comunista caracterizada por una revolución permanente, el trostkismo.

Iósif Stalin

Una de las principales figuras del comunismo soviético del siglo XX. Secretario General del Comité Central del Partido Comunista desde 1922 hasta 1952, Stalin dirigió la política de la URSS casi desde su constitución. A través de un férreo sistema dictatorial, Iósif Stalin destacó por una política exterior basada en la expansión del comunismo, jugando un papel clave en la Segunda Guerra Mundial y dando inicio al periodo conocido como “La Guerra Fría”.

Mao Zedong

Máximo dirigente del Partido Comunista Chino y fundador de la República Popular de China (1949), donde estableció un régimen autoritario que duraría hasta su muerte en 1976.

Fidel Castro

Figura clave del comunismo del siglo XX, fue líder de la revolución Cubana de 1959 y Primer Ministro del país desde su victoria hasta casi su muerte, en 2016. Durante su mandato, Cuba nunca dejó de ser un Estado marxista.

Comunismo y Fidel Castro

Caricatura de Fidel Castro y el comunismo (Los Simpsons)

 

Ernesto Che Guevara

Médico y revolucionario argentino, participó en la revolución cubana y en la organización del Estado cubano. Che Guevara quiso impulsar la lucha y el espíritu de la revolución en otros Estados. Este componente idealista y su pronta muerte a manos de la CIA, han convertido al Che Guevara en un referente romántico del comunismo del siglo XX.

Dolores Ibárruri (la pasionaria)

Dirigente política española y Secretaria General del PCE (Partido Comunista de España) en el exilio. Fue Diputada por Asturias durante la II República, y volvió a ocupar un escaño en el Congreso con las elecciones 1977, en plena transición española.

Países comunistas en la historia

Desde que en 1917 triunfase la Revolución Rusa, el comunismo vivió una expansión por Europa, Latinoamérica, África y Asia, surgiendo partidos comunistas en la mayoría de países, gracias en parte a la fuerte organización internacional fundamentada en la Internacional Comunista o Komintern.

Después de la II Guerra Mundial, el comunismo se enfrentó a un nuevo escenario, la hegemonía de la URSS se confirmó con su victoria sobre el fascismo y el mundo se dividió en dos grandes bloques. El bloque occidental o capitalista, liderado por Estados Unidos, y el bloque oriental o comunista, liderado por la Unión Soviética.

Bloques durante la Guerra Fría

Países comunistas durante la Guerra Fría

Este periodo es conocido como La Guerra Fría y duró desde 1945 hasta 1989, con la caída del Muro de Berlín y la disolución de la antigua URSS.

Durante la segunda mitad del siglo XX, varios países vivieron sus propias revoluciones comunistas, algunas de las que triunfaron formaron Estados marxistas que perviven a día de hoy.

Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas – URSS

Constituida en una federación de varios estados, la URSS fue un sistema marxista-leninista desde 1922 hasta su disolución en 1991. Además, durante este periodo, sirvió como ejemplo de Estado comunista a otros países aliados.

Su victoria sobre el nazismo, los procesos de industrialización a gran escala, una fuerte economía y la férrea represión política, hicieron que la Unión Soviética destacase, junto a EE.UU, como una de las superpotencias del siglo XX.

Constituyó la principal fuerza contra los sistemas capitalistas y lideró el bloque comunista durante la Guerra Fría.

En la década de los 80, acuciada ya por diversos problemas económicos, su último líder, Mijail Gorbachov, intentó una serie de reformas a todos los niveles (perestroika), pero la Unión Soviética fue disuelta de facto en diciembre de 1991.

Cuba

En 1959, la revolución cubana consiguió derrocar a la dictadura de Fulgencio Batista, instaurando un régimen socialista en la isla, basado en la expropiación y nacionalización de medios de producción y en una profunda reforma agraria. El nuevo sistema político fue tendiendo al totalitarismo con la instauración de un partido único, la persecución de opositores, reforma educacional y la exaltación y perpetuación en el poder de los líderes de la revolución. Hoy en día, Cuba sigue gobernada por una dictadura de carácter comunista.

República Popular China

En 1949, después de una larga guerra civil, la revolución comunista China se hace con la victoria. Como consecuencia se crea la República Popular China, bajo el mando de Mao Zedong y el PCCh (Partido Comunista Chino).

En 1978 tienen lugar en China una serie de reformas económicas que cambian el sistema a una economía mixta, abandonando las recetas económicas del comunismo y dejando paso a medidas puramente liberales. China es el país que más ha crecido económicamente en los últimos años, sin embargo continúa teniendo un gran déficit en democracia, derechos humanos, derechos laborales, libertades públicas… entre otros.

Otros Estados donde triunfó el comunismo fueron: Corea del Norte, Vietnam, Argelia, Libia, Afganistán, Mongolia, Nicaragua… aunque en la actualidad son solo cinco los Estados que se consideran comunistas.

 

Paises comunistas en la actualidad
Corea del Norte desde 1948
China desde 1949
Cuba desde 1961
Laos desde 1975
Vietnam desde 1976

Por Francisco Blanco

No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario, realizar análisis estadísticos sobre su utilización y mostrar publicidad que pueda ser de su interés. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso Legal, Política de Privacidad y la Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar