El abrazo

A modo de decálogo, como ya hicimos en abril, analizamos el resultado de las elecciones generales del pasado domingo, con especial atención al recién anunciado acuerdo de gobierno entre PSOE y Unidas Podemos:

1.- Comencemos hablando de la participación, de la que poco se habla. El descenso, del 6% respecto a las elecciones anteriores, ha sido menor de lo esperado. Esto indica que, a pesar de la gran decepción entre los votantes progresistas por la falta de acuerdo que llevó a la repetición electoral, la gente ha hecho compatible su cabreo con la necesidad de ir a votar. Parece que la madurez y el pragmatismo se imponen entre la población española, tras cuatros años de inestabilidad y desencuentros.

2.- La misma madurez y pragmatismo exhibieron ayer Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firmando el acuerdo de gobierno de coalición. Quedan atrás los vetos y la animadversión personal. Los votantes de PSOE y Unidas Podemos, más próximos social e ideológicamente que sus dirigentes, suspiran de alivio.

3.- Bien es cierto que se ha llegado a este pacto menos por convicción que por descarte. Enterrada la opción de apoyarse en Ciudadanos, y con la momia franquista de Vox metiendo miedo, al PSOE no le quedaba más opción que mirar a su izquierda.

4.- Querido Albert: desde Politocracia te deseamos suerte en tu nueva aventura vital. Al menos has tenido la decencia de asumir tus responsabilidades políticas con la velocidad de un adoquín arrojadizo. Para los anales queda un auge y caída dignos de una peli de Scorsese, jamás se ha visto un caso igual: en unos meses has pasado de la posibilidad cierta de ser vicepresidente eterno a desaparecer de la escena para siempre. Recuerda, de cara a tus próximas empresas, que quien juega con fuego se acaba quemando.

5.- La llama de la extrema derecha brilla con más fuerza que antes, pero la previsible formación de gobierno es un balde de agua helada para sus aspiraciones totalitarias. Seguirán teniendo atención mediática, seguirán medrando en varios ayuntamientos y comunidades autónomas, seguirán al acecho para rentabilizar más que nadie el hartazgo hacia la política, sobre todo si el acuerdo entre Sánchez e Iglesias termina fracasando. La mejor manera de desactivar a Vox y devolverlos a las sombras de las que nunca debieron salir pasa por Cataluña.

6.- Estimado Gabriel: tienes en una mano la gasolina y en la otra el extintor. De la banda de Puigdemont no esperamos nada, así que de tu formación política, según su nombre de izquierdas y republicana, depende que la legislatura empiece a andar. Tienes a tu jefe en la cárcel, a tu gente cortando carreteras, y a tus compañeros en el Parlament lanzando órdagos al Tribunal Constitucional. No parecen las mejores circunstancias para ser responsables y contribuir, con vuestra abstención, a que logremos escapar de este laberinto. Y sin embargo, precisamente por todo ello debes hacer lo correcto. ¿Porque vas a hacer lo correcto, no, Gabriel?

7.- De quien tampoco esperamos nada es del Partido Popular. Parece ser que están satisfechos por haber conseguido el segundo peor resultado de su historia, y eso después de asumir y potenciar buena parte del discurso de la ultraderecha. Al igual que Ciudadanos ha fracasado por alejarse de los postulados liberales de sus socios en Europa, seguimos echando en falta un PP asimilable al conservadurismo europeo. Deberían aprovechar la ocasión, ahora que los extremistas que llevaban dentro han conseguido independizarse.

8.- Teruel Existe, sí. También Extremadura, Guadalajara, Cuenca, Soria y otras zonas de España permanentemente abandonadas y empobrecidas. Y ese escaño inesperado demuestra que la distancia entre políticos y votantes es artificial: la sociedad civil turolense se ha unido bajo el paraguas de sus reivindicaciones comunes, han formado una agrupación de electores y han resultado ser los más votados de la provincia. Más vale meterse en política, si no quieres que otros hagan política por ti.

9.- Admirado Íñigo: tus seiscientos y pico mil votos solo dan para tres escaños, pero tú ya sabías que la ley electoral es así. Creo que también sabías que no era tu momento, y contigo has arrastrado a la gente de Equo, partido que tiende a la extinción a pesar de que sus demandas ecologistas son más necesarias que nunca. A pesar de ello vas a tener cierto protagonismo en el Congreso, menos que antes. Para las próximas, ten en cuenta que en política suele ser peor ir solo que mal acompañado.

10.- Y mientras tanto, el Borbón llegó a La Habana. Todo normal.

Por Agustín L de la Cruz

No Comments

Post a Comment

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario, realizar análisis estadísticos sobre su utilización y mostrar publicidad que pueda ser de su interés. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso Legal, Política de Privacidad y la Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar